5 CONSEJOS PARA LA REFORMA DEL CUARTO DE BAÑO

La reforma del cuarto de baño es una de las obras más habituales y demandadas. Esta estancia del hogar se ha convertido en una de las zonas de vital importancia para nuestro confort. Es un espacio que ha ido ganando con el tiempo funcionalidad hasta convertirse en un lugar de relax y de placer. En este artículo queremos darte algunos consejos para que los tengas en cuenta si estás pensando en reformar el baño.

  • Fontanería y electricidad. Si tu baño tiene cerca de 20 años, es conveniente renovar las tuberías con el objeto de no tener problemas en un futuro y asegurarnos del correcto funcionamiento tanto del agua fría como caliente. Cambiar únicamente las salidas de las tuberías puede ser un error de un alto coste con el paso del tiempo. Renovar la instalación de electricidad y adecuarla a la normativa vigente también es fundamental para ganar en seguridad. Hay que, por ejemplo, respetar unas distancias mínimas a la hora de poner enchufes y puntos de luz en la zona de la ducha o bañera.

 

  • Plato de ducha o bañera. Hoy en día es más habitual poner plato de ducha que bañera ya que es más estético, cómodo, limpio y seguro. Pero todo depende de las necesidades de cada uno. Los platos de resina son los más utilizados por su resistencia y adaptabilidad.

 

  • Equipamiento del baño. Junto al plato de ducha o bañera, son múltiples los productos sanitarios que se han de instalar en un cuarto de baño, tales como la mampara, los accesorios, grifería, mueble de baño, etc. Siempre aconsejamos invertir como mínimo en una calidad media para que sean duraderos y no tener problemas con el uso intenso que le damos a esta estancia en la que se producen cambios bruscos de temperatura y humedad. Existen múltiples opciones para todo ello, dependiendo del diseño, color, medidas etc. http://www.asealia.com

 

  • Revestimiento. Elegir bien el revestimiento para cubrir las paredes y el suelo del cuarto de baño es capital. ¿Qué estilo te gusta?, ¿clásico o moderno?. Son infinitas las opciones en diferentes formas, colores y acabados. Si el baño es pequeño y poco luminoso, aconsejamos poner un azulejo blanco. Si el baño es más amplio, se puede jugar con el contraste entre los azulejos.

 

  • Profesionales. Si elegimos materiales de calidad pero la mano de obra no lo es, la inversión habrá sido en balde. No hay que caer en el error de realizar la reforma con el presupuesto más económico. Recuerda, nadie da duros a cuatro pesetas, como diría más de uno de nuestros abuelos.
Los comentarios de esta entrada están cerrados