EN EL 2016 LA GENTE HA PERDIDO EL MIEDO A INVERTIR EN SU HOGAR

“EN EL 2016 LA GENTE HA PERDIDO EL MIEDO A INVERTIR EN SU HOGAR”

 Lleva más de 20 años dedicados a las reformas en el hogar  y toda una vida vinculado al mundo de la construcción gracias a la empresa familiar que tenía su padre. Mateo Román, director de obra en Reforma y Sonríe, lleva su oficio en las venas. Disfruta con un trabajo que requiere conocimientos técnicos, arquitectónicos, y que esconde valores como la paciencia para lidiar con los operarios y los clientes. A punto de despedir el 2016, analiza un año capital para el sector y nos explica las claves que diferencian a Reforma y Sonríe del resto de empresas.

 ¿Ha sido el 2016 un buen año para el sector de las reformas en el hogar?

Este año ha sido en general positivo para nuestro sector, el año en el que definitivamente podemos decir que la gente ha perdido el miedo a invertir en su hogar. A todo el mundo le hace siempre ilusión darle un lavado de cara a su vivienda, transformar los espacios, y en cuanto la economía repunta, se nota en un incremento de la demanda de estos servicios. Todavía son palpables los efectos de la crisis, pero poco a poco vamos saliendo de la misma.

 ¿Qué reformas han sido en general las más solicitadas por el cliente?

Las reformas que más suele demandar el cliente son la de los baños, cocinas, pintura, ventanales. En general, las estancias del hogar con más uso y desgaste. La previsión es que este tipo de trabajos aumenten en el 2017.

Reforma y Sonríe apuesta por transformar el concepto que en general tiene la gente de las obras. ¿Por qué?

La mayoría de personas que han realizado una reforma en su vivienda han acabado hastiadas de las obras, de los operarios, ya sea por incumplimiento de los plazos, por mala profesionalidad y trato con el cliente, etc. Para Reforma y Sonríe es fundamental el trabajo bien hecho, pero también  hacer que disfrute el cliente con su reforma, que tenga ilusión ante un gran desembolso y que ante cualquier problema sepa que vamos a intentar solucionarlo lo más pronto posible. Dar la cara y una respuesta inmediata, es clave ante cualquier incidencia.

Para que esto sea posible, Reforma y Sonríe contará con profesionales que tengan clara esta filosofía…

Así es, nosotros trabajamos con buenos profesionales, cuidadosos, detallistas, con buen talante. Es un error considerar a los albañiles, fontaneros, carpinteros, etc, unos chapuzas o unos desordenados. En general son las personas las que son desordenadas e irresponsables, no las profesiones. Por otra parte, nuestros proveedores son marcas valencianas de reconocido prestigio con el objeto de asegurarnos una buena relación calidad-precio, y una solución inmediata ante cualquier defecto o fallo en el envío.

¿Es un error por parte del cliente fijarse únicamente en el precio de una obra?

Con la crisis es cierto que el cliente se fija mucho en el presupuesto. Es un error valorar únicamente el precio, porque hay muchas variables que pueden influir en el mismo, como los materiales a utilizar, la mano de obra, etc. Un cliente satisfecho, a la larga no se acuerda si ha pagado un poco más por una obra. Uno insatisfecho, recordará toda su vida la pesadilla de la obra más que si se ahorró un mínimo porcentaje de dinero.

 ¿Cuál es la apuesta de Reforma y Sonríe para el futuro?

 Reforma y Sonríe abarca todas las áreas del hogar para que el cliente se despreocupe de principio a fin en la ejecución de un proyecto. Es nuestra gran apuesta, y por la que trabajamos día a día. Ofrecemos un servicio global que abarca construcción, arquitectura, interiorismo y decoración. Ejecutamos una obra, pero también vestimos el hogar, le damos calidez. Un ejemplo, asesoramos e instalamos cortinas técnicas, que son la tendencia actual en interiorismo de viviendas, oficinas, hoteles. Trabajamos codo con codo con empresas de confianza para poder dar una solución conjunta al cliente en todo lo relacionado con su vivienda.

Los comentarios de esta entrada están cerrados